Anuncios

Fuck yeah, give it to me.

Recuerdan este hermoso reloj? Lo perdí, fuck my life :D.

El día de hoy soy una mujer de 27 años. Me quedan 2 años para alcanzar la edad de Misato Katsuragi.

Estoy disfónica, y me siento muy sexy por ello.

Tengo nuevas aficiones, nuevos amigos, y el destino parece que me quiere preparar para una nueva vida, por que ciertas cosas no están sucediendo, entonces creo que está esperando el momento perfecto.

Voy a ver si baño mi gata, plancho mi uniforme, y salgo de lolita.

Tengo ganas de hacerlo. Vamos a ver.

Les mando un saludo, para el que realmente sienta que me extraña.

🙂 I’m fine.

2015: El flashback de lo que faltó contar del 2014 en 11 fotos.

Bueno, nuevamente vuelvo a este espacio, por que pasaron demasiadas cosas -obviamente-, pero lo que más hace énfasis y relación directa con este tipo de comunicación, es que mi computador estaba presentando síntomas locos, y tuve que formatearlo, al igual que mi celular -estaba muy lento-.

El 2014 fue un año muy bonito, con situaciones supremamente duras (nada más pregúntenme el proceso de certificación de la empresa), traiciones (para variar), malentendidos, juzgamientos, cosas impresionantes (gente que retorna de la tumba), de todo. Pero creo que todas esas situaciones, entre más las pienso, siento que me han hecho crecer como persona, al menos, a nivel laboral, ya digo con un poco más de seguridad que soy líder, y eso es lo que me da fuerza por estas fechas.

Pero bueno! Cabe resaltar que el 2015 ha empezado como una patada en el mes de enero que pasó -seriously-, tanto, que me sorprende y extraño el 2014. Sin embargo, “eso echémosle fe” que es algo que pasa siempre en todos los enero. Let’s go back, y les contaré todas las cosas que me faltó contarles de mi cierre de año:

1. Tengo un nuevo reloj que me acompaña casi siempre a trabajar, adicional a uno dorado que me pongo, pero no sirve :P.2014a Seguir leyendo